El Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones (OEDA) en su informe 2021, ofrece una visión global de la evolución y características del consumo de sustancias psicoactivas, incluyendo alcohol, tabaco, hipnosedantes, analgésicos opioides, drogas ilegales y nuevas sustancias.

Este estudio, concluye que, las drogas más consumidas por los jóvenes entre 14-18 años, son las legales (alcohol y tabaco), seguidas del cannabis y de los hipnosedantes con o sin receta médica. La edad media de inicio en el consumo se sitúa entre los 14 y los 16 años y las prevalencias de consumo aumentan con la edad.

Según este estudio, el 51,3% de los jóvenes de 14 a 18 años afirma haber realizado botellón en el último año. Por otro lado, los menores de edad obtienen alcohol con mucha facilidad, principalmente en supermercados, bares o pubs. Además, el alcohol, es la sustancia psicoactiva percibida como menos peligrosa entre los estudiantes.

Según el informe “Drogas y escuela IX”, (última publicación del Instituto Deusto de Drogodependencias) Es entre los 15 y 16 años, cuando más de la mitad se han emborrachado, lo que permite suponer que la media de inicio en Euskadi, se acercaría más a los 15 años. A partir de los 18 años dos de cada cinco se emborrachan todos los meses y entre el 1% y el 2% lo hacen a diario.

Las intoxicaciones etílicas agudas (borracheras), con independencia del sexo, están más extendidas en el grupo de menores de edad y, en general, en lo que se refiere a consumos problemáticos, son los chicos los que más despuntan.

Por otro lado, también hay que resaltar que, entre la población menor de edad, están más de moda las bebidas destiladas como el vodka, el ron, la ginebra y el whisky, por encima de las fermentadas como el vino o la cerveza. Esto, supone que el riesgo de sufrir una intoxicación etílica es mayor, sobre todo si se añade el factor de las mezclas. El resultado es explosivo.

Por detrás del alcohol, el tabaco es la sustancia psicoactiva más consumida en la adolescencia.

Según el Departamento de salud y Adicciones de Euskadi, en las personas adolescentes el tabaquismo produce empeoramiento de la imagen corporal (mal aliento, manchas dentales), disminución del rendimiento, síntomas respiratorios (tos, flema, sibilantes, dificultad respiratoria) asma, enfermedad cardiovascular precoz y coste económico. Desde este organismo, se fomentan programas cuya meta es un mundo donde ninguna persona esté expuesta al humo del tabaco. Se plantean políticas integradas que tengan un impacto sinérgico, impulsadas por el Departamento de Salud y Osakidetza.

Pero…

¿Con todos los estudios, informes y planes a nuestro alcance, porque no se puede acabar con el consumo abusivo de drogas entre las personas menores de edad?

Tal vez, nos ayude a entenderlo, comenzar por las razones que en la adolescencia encuentran para consumir sustancias psicoactivas.

Los y las adolescentes, cuando se les pregunta, en general, expresan que consumen alcohol por diversión, por socializar en grupo y porque las personas adultas que les rodean también lo hacen.

No en todas las culturas se socializa de igual manera, pero en la nuestra, beber alcohol es una seña de identidad y un rito cultural de larga tradición. En este contexto, no puede sorprendernos que la juventud copie este modelo de socialización proveniente de los referentes adultos.

La normalización del consumo de alcohol como signo cultural, es, por lo tanto, uno de los factores que influyen en el comienzo precoz y banal de las primeras borracheras.

Otra de las razones que encuentran los y las adolescentes para consumir es el aburrimiento. Lo señalan como un factor clave a la hora de lanzarse a probar sustancias y, sobre todo, a buscar una forma de matar el tiempo que les proporcione diversión. En este caso, sabemos que los y las menores que están conectados a actividades deportivas, pasiones o hobbies, están más protegidos y protegidas frente a los consumos que los que no tienen esta faceta desarrollada. Es más, muchos y muchas van abandonando las cosas que antes hacían a medida que van descubriendo el consumo volviéndose su prioridad salir de fiesta y pasar el rato colocándose.

Por eso, sabemos que un importante factor de protección es que desarrollen actividades, juegos o pasiones que les proporcionen una identidad sana. Para ello, es necesario tener en cuenta sus inquietudes, sus verdaderos deseos y necesidades y apoyarles en sus gustos.

Entre las muchas razones que señalan los y las jóvenes para beber, se encuentran: vencer la timidez, estar más simpáticos y alegres y ligar más. El alcohol y las drogas proporcionan una gratificación instantánea y realzan aspectos del carácter que facilitan la comunicación con las personas de manera prácticamente inmediata. Esto hace que sea un recurso facilitador para abrirse y a su vez, vencer la timidez, estar más simpáticos y alegres, ligar…etc.

La rebeldía es otra de las causas por las que los y las adolescentes consumen drogas, desafiar la autoridad, infringir y romper las normas es en sí atractivo, al igual que aceptar los riesgos de lo desconocido.

Actualmente, las series, los programas y las películas, hacen que parezca que está bien usar drogas. No es extraño ver actores y actrices que beben constantemente en los contenidos audiovisuales que ven. También hay muchos referentes musicales que son grandes normalizadores de los consumos incluso distribuidores de propaganda relacionada con ello. De esta manera, se gesta una idealización global sobre la droga como clave de éxito y seña de identidad.

Las drogas, como no podía ser de otro modo y también el tabaco y el alcohol manifiestan diferentes comportamientos por género. En los chicos hay que subrayar el referente de masculinidad tóxica imperante en esta sociedad mientras que, en el caso de las chicas, las relaciones dependenciales son el talón de Aquiles. Desde hace tiempo se viene observando que la edad de inicio del consumo de alcohol llega antes en las chicas, pero viene para quedarse y de manera más drástica en los chicos. En cuanto al tabaco, son ellas las que más fuman, aunque de nuevo, ellos los que lo hacen de manera más continuada.  En general, a medida que crecen, las chicas ocultan más los consumos y lo hacen en el plano privado mientras que los chicos hacen que su consumo sea más público y, en general, arriesgan más en todo.

¿Y las familias, qué podemos hacer en casa para prevenir problemas derivados del consumo de alcohol y tabaco en menores?

  1. Poner límites y normas claros: ser consistentes y consecuentes.
  2. Buscar espacios para hablar sobre el tema de las drogas. No esperar a que sean ellos y ellas los que den el primer paso.
  3. Dar información adecuada a su edad.
  4. Establecer una buena comunicación emocional en casa
  5. No normalizar el consumo de drogas.
  6. Fomentar actividades saludables y reforzar las inquietudes que nazcan de ellas y ellos.
  7. No juzgar rápidamente, aceptar sus diferencias y cuidar su autoestima.
  8. Enseñarles a frustrarse y a que no todo se consigue inmediatamente. Enseñarles a aburrirse también.
  9. No minimizar los problemas con las drogas ni dramatizar innecesariamente.
  10. SI se cruzan líneas infranqueables y es repetitivo y alargado en el tiempo hay que buscar ayuda.

Las familias, estamos muchas veces más preocupadas porque los y las adolescentes tengan una conducta adaptada que por entender que les pasa y cómo se sienten. Sin embargo, están pidiendo a gritos buenos referentes que los escuchen y entiendan., personas adultas seguras y contundentes. Es como si dijeran: Ponte delante de mí y dime por donde ir.

Iragartze Garai Landaluze. Psicóloga Sanitaria de la Fundación Etorkintza

Artículos de BBK Family relacionados con el tema:

Cómo lidiar con la adolescencia y los primeros consumos de drogas

 

¿Qué podemos hacer para prevenir el consumo de drogas en adolescentes y jóvenes?

Materiales de la mediateca que te pueden resultar de ayuda:

Adolescentes: Relaciones con los padres, drogas, sexualidad y culto al cuerpo

Vídeos de BBK Family relacionados con el tema:

 

¿Quieres estar al día de lo que publicamos en BBK Family, talleres, cursos…? ¡Suscríbete a la nueva newsletter!

Y si quieres, también puedes seguirnos en el nuevo Canal de Telegram de BBK Family. Pincha en este link o escanea el código QR el código QR.

Código QR

Menú

BBK Family Learning

×