Claves para llevar bien las vacaciones cuando tu hijo/a se va con su aita o su ama y para la vuelta

Las vacaciones son el período del año, junto con Navidad, más esperados por toda la familia. Ponemos unas expectativas bastante altas a lo que pasará, cómo pasará y cómo lo disfrutaremos, y estas expectativas, a veces, no están ajustadas a la realidad como deberían.

Y cuando nuestras expectativas no se cumplen llega la frustración, y esas ganas de disfrutar que teníamos de repente desaparecen y esos planes que con tanta ilusión habíamos construido ya no te apetecen nada de nada. Esta frustración nos lleva a estar más irascibles, a que haya más conflictos y a no poder llevar a cabo la educación respetuosa que os apetece para vuestra familia.

Además, si sois una familia enlazada, es posible que creas que vas a poder despedirte de tu peque de manera tranquila y que disfrutarás de esos días sin su presencia. Y es posible que, sin imaginarlo ni haberlo preparado así, de repente te encuentres en la situación de que le echas muchísimo de menos, más de lo esperado.

Ese malestar, sino lo identificas puede que se refleje en cómo te comunicas con tu pareja, o cómo interactúas con tus otras criaturas, por eso te animo a que te pares un momento a pensar cómo estás y si hay algo que necesitas para sentirte mejor y que lo pidas o lo busques. Las vacaciones, al estar mucho más tiempo en familia traen de por sí conflictos, así que no seas tú quien lo inicie.

Si la custodia que tenéis es exclusiva puede que te cueste más este momento de separación de tu criatura durante los 15 días que es el periodo habitual de disfrute de vacaciones por parte del otro progenitor. ¡Qué raro se hace que durante el verano sois un número de personas y a ratos otro diferente!

“Tengo un montón de ganas de verte y que me cuentes todo lo que estás haciendo”

Llama a tu peque de manera asidua, tampoco hace falta que sea todos los días, y en esas llamadas pregúntale cómo se lo está pasando, y celebra lo que te cuente. Si lo estás pasando mal por que le echas de menos utiliza frases del tipo: “Tengo un montón de ganas de verte y me cuentes todo lo que estás haciendo”, decirle que le echas de menos puede generar preocupación en tu criatura o sentirse responsable de tu malestar o tristeza.

Otra de las preocupaciones que suelo tratar con algunas familias que están también en nuestra situación, es que tienen la impresión de que se están perdiendo parte de la vida de sus peques, además en vacaciones es especialmente difícil ya que es momento de disfrute y diversión.

Recuerdo un verano hace un par de años. Mi marido me propuso ir a un camping con nuestras otras dos criaturas cuando el mayor de la casa estaba con su padre en el periodo que le correspondía. Me pareció una locura: “¡Cómo vamos a irnos de camping sin él!” Mi marido me hizo reflexionar al respecto. El mundo no se para cuándo tu peque se va con su padre o su madre, y las personas que nos quedamos en casa también tenemos derecho a disfrutar del tiempo de vacaciones. Me ayudó pensar en que él también se lo estaba pasando bien con su padre, sus primos, su abuela, en el pueblo… y eso me permitió a mí poder disfrutar de esos días sin él. Y, sobre todo, darles a mis otras criaturas su momento y poder disfrutar con ellas.

Conseguí dejar atrás la culpa que esto me generaba, y poder disfrutar de una familia a la que, por unos días, le faltaba un miembro.

Si en vuestro caso ambas partes de la pareja tenéis criaturas de relaciones anteriores y todas se van en el mismo período, os animo a tener este tiempo de pareja que tanto nos falta durante el curso y que olvidamos por culpa del día a día y rutina. Es posible que la culpa os venga a visitar, en ese caso, como te decía en el párrafo anterior, recuerda que también tienes derecho a disfrutar de vuestro tiempo en pareja.

La vuelta a casa suele ser complicada

Pasan un par de días con comportamientos raros, de llamada de atención o de lucha de poder que son agotadores. Pasa de estar en una casa con unas normas y en la que siente una pertenencia concreta a otra con todo diferente y no siempre es fácil. Dale tiempo y, sobre todo, todo el amor y comprensión del mundo.

Para estas vacaciones te dejo estas ideas a tener en cuenta:

  • Prioridad: deja que cuente primero sus vivencias del momento fuera de esta casa, presta atención, escucha con interés, haz preguntas de curiosidad y celebra de manera conjunta lo bien que se lo ha pasado. Ya tendrás tiempo de contarle todo lo que ha pasado en su ausencia en otro momento.

 

  • Naturalidad: es posible que no le guste el hecho de que hayáis hecho planes cuando estaba fuera y por otro lado tiene que entender que el mundo no se para. Seguro que te ha pasado a ti que te hubiera gustado estar en dos sitios a la vez y no es posible.

 

  • Claridad: explica qué habéis hecho, sin culpa ni tratando de ocultar nada que le pueda molestar. Ya sabes que la frustración es una emoción natural y que hay que ir trabajando su gestión y fortaleciendo el músculo de la decepción para después entenderla y aceptarla.

 

  • Paciencia: si viene con las revoluciones a tope y saca contra ti su enfado no lo tomes como personal, dale tiempo a habituarse de nuevo a las reglas y normas de esta casa y a la situación que puede ser distinta, en nuestro caso viene de estar sólo y ser el protagonista a compartir esa atención con sus hermanos pequeños.

 

  • El trabajo es nuestro: como siempre el trabajo para poder disfrutar de las vacaciones en su ausencia sin culpa y sin remordimientos y, por otro lado, también es responsabilidad nuestra ser refugio para ese cúmulo de emociones que tiene al volver de otra casa y otra situación.

Este verano que sea de disfrutar en compañía y por separado, recuerda que está en un lugar en el que también está disfrutando y trata de atesorar momentos especiales para después podérselos contar.

Sandra Martín.  Educadora de Familias en Disciplina Positiva

 

4,9
Valorado con 4.9 de 5
4.9 de 5 estrellas (basado en 22 reseñas)
Excelente86%
Muy buena14%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%

Vivo en dos casas…¿y qué?

Mi pareja tiene hijas, ¿cómo puedo situarme ante ellas?

4,9
Valorado con 4.9 de 5
4.9 de 5 estrellas (basado en 22 reseñas)
Excelente86%
Muy buena14%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%

¿Quieres estar al día de lo que publicamos en BBK Family, talleres, cursos…? ¡Suscríbete a la nueva newsletter!

Y si quieres, también puedes seguirnos en el nuevo Canal de Telegram de BBK Family. Pincha en este link o escanea el código QR.

Código QR

Menú

BBK Family Learning

×