Beatriz Ibañez, psicóloga de Orozco, profesora de Infantil y amatxu, ha escrito ‘Latido de Rhina’, una fábula donde explica a los/as más pequeños/as que no todos los bebés que vienen al mundo tienen aita.

Desde que Beatriz se planteó que iba a ser madre soltera, una decisión que, remarca, fue «meditada», le rondaba una incertidumbre: cómo explicarle a su pequeña el día de mañana el proceso que había llevado a cabo para engendrarla. «Antes de someterme a la inseminación, cuando empecé a hablar con el médico, ya comencé a escribir», indica esta amante de la literatura infantil. «Quería que mi hija pudiera pudiera contar su historia, cómo explicar que no tiene aita, que tuviese herramientas que le ayudasen si alguien le preguntaba y que supiera decir que su ama tenía muchas ganas de tenerla, pero como no tenía pareja fue a un médico. Que lo pueda entender bien al estar adaptada la situación a un lenguaje infantil», añade.

La idea inicial era que el cuento se quedase en la intimidad de la biblioteca de su casa -aunque, finalmente, verá la luz en breve, tanto en castellano como en euskera-, y es que a medida que avanzaba y tomaba forma, más voces la invitaban a hacerlo público para que así pudiera «visibilizar y ayudar» a otras familias. El proyecto se fue haciendo cada vez más grande. «Pasito a pasito», recuerda esta orozkotarra. Igual que la llegada a la luz de la pequeña que tardó cerca de un año.

La elección de una orca como protagonista de su historia no fue cuestión baladí ni dejada al azar. La fuerza de estos animales como mamíferos referente, por su organización matriarcal y su forma de funcionar en tribu le dieron los honores para ser la protagonista. Un pulpo es el encargado de ensalzar el trabajo de la ciencia, de la sabiduría ancestral y de una matrona, porque sin ella muchas mujeres no podrían haber cumplido su sueño de ser madres a pesar de no tener pareja. Además, en el libro se agradece la figura del donante y desmitifica el cliché de la semilla.

Menú

BBK Family Learning

×