Muchas gracias por participar en este espacio de contraste sobre la educación y la crianza. Nuestro objetivo es poder acompañarte en tu búsqueda de respuestas a dudas que te puedan surgir en esta tarea.

La crianza lleva implícitas diferentes emociones, entre ellas, cierto MIEDO.  Miedo a que les  pase algo malo cuando no estamos cerca, a hacerles  daño sin querer, a equivocarnos, a que se vayan  lejos… Esto se hace  muy patente cuando llegan a la adolescencia. La “supervisión directa” que podemos hacer de su vida escapa a nuestro control en algunos momentos. Uno de ellos: cuando empiezan a salir por la noche y se nos activan “fantasmas” sobre el posible consumo de drogas. Es probable que en un momento u otro reciban la “invitación” a “probar”, ¿qué dirán, qué harán entonces?

Una rutina de COMUNICACIÓN FAMILIAR desde la primera infancia puede ayudar a generar una BASE AFECTIVA DE CONFIANZA MUTUA  que, sin duda alguna, ayudará a abordar de forma preventiva el consumo de drogas, por ejemplo. La comunicación con una hija adolescente puede ser diferente respecto a otras edades y, siendo así, ¡¡¡puede lograrse!!!!

CÓMO HABLAR DE LAS DROGAS EN FAMILIA

El Gobierno de Navarra publicó hace unos años una Guía Orientativa para ayudar a las familias  a abordar este tema. Algunas ideas que aparecen en ella:  

  • CONOCER ALGO SOBRE LAS DROGAS

Aunque no es necesario ser una gran experta para hablar de drogas, es bueno tener cierta información sobre tipos de drogas, efectos, consecuencias nocivas para el cuerpo… Se puede echar un vistazo a esto en la página web de energycontrol.org  en su sección mediateca.

  • APROVECHAR CIRCUNSTANCIAS DE LA VIDA COTIDIANA

Podemos iniciar una conversación de forma natural sobre las drogas con alguna noticia que salga en la televisión, un comentario… Es importante hacerlo de forma natural, sin alarmismos e incidiendo en la comprensión de los riesgos que acarrean.

  • TRATAR DE CONOCER LO QUE YA SABEN ANTES DE HABLAR

A partir de los 12 años, empiezan a manejar información sobre diferentes tipos de drogas, sus efectos, la forma de obtenerlas… Información que les llega de su círculo de iguales, de Internet, Redes Sociales… Es posible que algún chico de su cole esté consumiendo y cuente lo “buenas” que son. Esto “choca“ con el mensaje que les hemos ido dando en casa de que las drogas son “malas”. Por eso, es importante saber qué conocen a priori.

  • INVITAR A QUE ELLOS REFLEXIONEN Y CREEN SUS PROPIAS IDEAS DE PREVENCIÓN

La comunicación y prevención serán  más efectivas, en la medida que planteamos a nuestros hijos la posibilidad de que ellos mismos generen reflexiones y soluciones sobre cómo actuar:

…“imagínate que una vez te invitan a probar ““cómo sería, qué pasaría”, “cómo serías  capaz de decir “no”, “qué pondrías de tu parte para conseguirlo”,  “qué harías  entonces si te ofrecieran el próximo sábado”,…

  • MÁS FÁCIL SI “PREDICAMOS CON EL EJEMPLO”

Es más fácil que nuestros hijos e hijas fumen o beban si nos han visto hacerlo. Por lo tanto, mejor no hacerlo y si lo hacemos, no esconderlo y hablar del tema. Por ejemplo: “Fumo, es dañino para mí y me es muy difícil dejarlo”. “A veces, bebo alguna cerveza y no debo hacerlo muy a menudo o en grandes cantidades porque me perjudicaría.”

  • HACER SABER QUE EN CASA HAY UNAS NORMAS SOBRE EL CONSUMO DE DROGAS

Se ha demostrado que en las casas en las que se establecen unas normas claras sobre la NO AUTORIZACIÓN para el consumo de drogas legales o ilegales, es menos probable que  los  hijos e hijas consuman.

  • TRANSMITIR LA IDEA DE QUE CONSUMIR DROGAS NO ES ALGO QUE HACEN TODOS

Se trata de hacerles conscientes de que no todas las personas jóvenes consumen drogas. Tampoco las adultas. Una adolescente consumirá más fácilmente drogas si cree que es lo que se espera a su edad para ser “guay”. Podemos reforzar la idea de que  los chicos y las  chicas  quieren cuidar su cuerpo, alimentándose bien, haciendo deporte y sin consumir drogas. En este sentido, promocionar un ocio saludable y deportivo en familia o entre iguales es muy beneficioso.

  • APROVECHAR MATERIALES QUE FACILITAN LA COMUNICACIÓN

Existen algunos materiales en la red con diferentes recursos como comics, cuentos y juegos que pueden utilizarse para hablar del consumo de drogas con niños, niñas y adolescentes. Por ejemplo, en la página www.osasunekintza.org podemos encontrar materiales para las propias adolescentes, padres y madres, profesorado, agentes sociales…

  • OTRAS COSAS QUE AYUDAN EN GENERAL :
  • Expresar afecto de forma cotidiana en casa. Dar un abrazo, un beso, decir un Te quiero a la hora de dormir, despertar con una sonrisa, reír… Puede parecer que a las adolescentes les da vergüenza esto o que incluso  lo “rechazan” en algún momento y, siendo así, necesitan ver que lo hacemos.  
  • Dedicarles tiempo para compartir conversaciones o alguna actividad. Buscar una en la que “nos acepten” Por ejemplo, hacer juntos un deporte, ir al cine, ver una serie de televisión, compartir un juego de mesa …
  • Participar en su entorno:  conocer al profesorado, a su grupo de amistades, los recursos de la comunidad que usan, las redes sociales que visitan y ayudarles a analizarlas …
  • Marco de normas y límites. Puede que pongan miles de veces a prueba nuestra aceptación incondicional rompiendo normas y límites, oponiéndose constantemente. Crear un marco de rutinas en casa, con normas básicas a respetar, pudiendo consensuar algunas de ellas o la concreción de algunas de ellas y mantenerlas es necesario. (y costoso)  

En la guía del Plan Foral de Drogodependencias de Navarra, aparecen más detalladas estas pautas. Hay una versión en euskera y en castellano. Se pueden descargar en:   http://www.navarra.es/NR/rdonlyres/AE6295A9-AA78-44F8-971B-DDF1CFCC7028/270487/Guia_familias_septiembre_2013_cas1.pdf

http://www.navarra.es/NR/rdonlyres/AE6295A9-AA78-44F8-971B-DDF1CFCC7028/270487/Guia_familias_septiembre_2013_cas1.pdf

CUÁNDO PREOCUPARSE

Puede que detectemos señales de que nuestra hija consume drogas. A las más conocidos, podemos añadir : ojos rojos o vidriosos , pupilas muy grandes o muy pequeñas , un olor o aliento raro ,los ojos se mueven rápidamente , pierde peso, tiene ojeras , cambios radicales en el comportamiento y en la forma de hablar , euforia, felicidad extrema, irritabilidad, inquietud y depresión, dificultades para hablar, para tener coordinación , mareos , falta de concentración, pérdida de memoria …

En estos casos y, sobre todo, si los episodios se repiten con frecuencia, sería necesario pedir ayuda para abordar el malestar emocional que puede estar vinculado a permanecer en conductas adictivas, más allá de un momento puntual de “probar”. Así, sería necesario acudir al servicio de pediatría para una derivación psicológica o acceder a  recursos comunitarios socioeducativos de los que disponga el ayuntamiento u otras entidades  sociales. 

RESUMEN

SI A:

  • Comenzar a hablar de las drogas pronto , adaptando contenidos según edad
  • Crear un ambiente de afectividad para la confianza mutua
  • Invitar a que hagan sus propias reflexiones al respecto.

NO A:

  • Callarse pensando que es mejor no hablar del tema de drogas en casa

OJO CON

  • Dar ejemplos negativos en el consumo de drogas , ocultarlo o no tratarlo

LO MÁS IMPORTANTE: BUSCA TUS PROPIAS  RESPUESTAS 

Te invitamos  a crear respuestas propias  a preguntas sobre este tema. Las orientaciones que proponemos son generales y pueden ayudar más o menos, en función de cómo sea la realidad de cada niño, niña y familia. Respondiendo a estas preguntas, podrás añadir la motivación emocional y el contexto cercano real  para poder hacerlo.

  • ¿Cómo es tu hija? ¿Qué le gusta hacer?
  • ¿Qué cualidades positivas tiene tu hija?
  • ¿Qué  experiencia has vivido ya antes, hace unos días o  semanas,  en la que se haya producido de forma exitosa la comunicación con  tu hija? 
  • ¿Cuándo fue, cómo fue, qué pasó?
  • ¿Cómo conseguiste  manejarlo en ese momento? ¿Qué pusiste de tu parte para que fuera así, siendo tan difícil, a veces? ¿Qué cualidades tuyas te ayudaron a que fuera así?
  • ¿Qué harás estos días para ayudar en la comunicación con tu hija?

Esperamos haberte ayudado con tu preocupación y búsqueda de soluciones. Un saludo y muchas gracias de nuevo.

Menú

BBK Family Learning

×