bebe pañal

Cuándo quitar el pañal

Entre los 18 meses y los 3 años  de edad, niños y niñas estarían preparadas biológicamente para controlar el reflejo de micción, que hasta entonces es involuntario. Por mucho que nos empeñemos en dejar de que usen el pañal antes del tiempo que permite la biología, no tendremos  mucho éxito. Aparte de este factor físico, hay que tener en cuenta que necesitan un entorno que respete ritmos y anime con cariño ese proceso.

Así, cada niño tiene su ritmo también para esto.  Se recomienda intentarlo cuando ya hay cierta maduración en estos sentidos:  

  • Tiene control del equilibrio y coordinación motora. Permanece erguido de pie y no se tambalea o cae tanto. 
  • Sus cacas ya son blandas y bien formadas (no intentarlo tampoco cuando hay periodo de estreñimiento)
  • Suele hacer pis en el pañal a las mismas horas, más o menos.
  • Al hacer un intento de controlar el pis fuera del pañal, aguanta dos horas sin hacer de nuevo.
  • Sabe diferenciar cuando está seco o mojado, limpio o sucio. Quizás incluso pueda decir “pis” o “caca” cuando se lo ha hecho en el pañal. 
  • Dice que ya no quiere usar el pañal o intenta quitárselo.
  • Obedece más o menos instrucciones sencillas y puede, por ejemplo, subirse y bajarse el pantalón.

En cualquier caso, no debería probarse a quitar el pañal si no ha conseguido alguno de esos avances o si está pasando por alguna vivencia estresante como el nacimiento de una hermanita, un cambio de casa, una separación de padres-madres…

Cómo ayudar a controlar el pis y la caca

Algunas ideas que pueden ayudar a encontrar la respuesta:

  1. HACERLO CON AMOR

Hacerlo con cariño, sin prisas, con respeto, con humor, sin ridiculizar o castigar posibles “escapes” no controlados. Esto dará una seguridad fundamental al bebé para poder estar atento y conseguir este reto.  En general, expresar el afecto con besos, caricias, decir “Te quiero”, con un marco de disciplina positiva con normas y rutinas ayuda a cualquier reto en el crecimiento.  

  1. ELEGIR EL MOMENTO

Elegir para los primeros días un fin de semana o unos días de vacaciones, en que se pueda  estar en casa, sin salir mucho. Evitar días estresantes, con muchas actividades o con mucho cansancio por parte adulta. Tener rutinas diarias previas en cuanto a la alimentación, el sueño y los momentos de higiene también ayuda a poder llevar el proceso mejor.

  1. PREPARAR “EL TERRENO “

Se puede comprar ropa interior divertida y explicar para qué será. Preparar ropa cómoda para los días de prueba y varios cambios de ropa. Comprar un orinal o adaptador de inodoro y enseñárselo al niño para que se familiarice con ello. Explicarle con un cuento o haciendo de modelo el proceso: las partes del cuerpo por donde sale el pis y la caca, las “señales” que da el cuerpo cuando se tienen ganas , cómo nos limpiamos , con qué …  Algunos cuentos interesantes son:

  • Edu ya no quiere llevar pañales. Linne Bie .Editorial Juventud. ISBN 9788426137999
  • Txomin Komunean .Liesbet Slegers. Editorial Ibaizabal ISBN 9788483257128
  • Adiós pañal. VVAA .Editorial Vox. ISBN 9788471535900

Facilitar a niños y niñas materiales de juego como el barro, la plastilina, cubos para llenar y vaciar con líquido y arena también ayudan al  proceso de interiorización del llenado-vaciado, del dentro-fuera.

  1. PONERSE A ELLO

Ésta es una propuesta que recomiendan desde algunos servicios de pediatría.

Control de orina diurno

  1. Poner al niño en el orinal o baño cada dos horas los quince primeros días. Es importante hablar con él recordándole que va a hacer pis y que él lo diga. Rutina. (Sin plantarle delante del televisor) .
  2. Cada  vez que haga pis, reforzarle con un halago de que se está haciendo más grande, por ejemplo.
  3. Si el niño controla pasados unos quince días, comenzaremos a ponerlo cada dos horas y media.
  4. Después de otros quince días, si controla bien, pasar a ponerlo cada tres horas.
  5. A partir de este momento se le reforzará cada dos veces que haga pis en el orinal.
  6. A los quince días de controlar y pedir cuando tenga ganas de ir al baño reforzar sólo al final del día.

 

Control de orina nocturno

 

  1. Una vez conseguido el control durante el día e incluso si ha salido algún día seco, retiraremos el pañal de la noche ¡Definitivamente!
  2. Recordar  que se acostumbren a hacer pis siempre antes de acostarse.
  3. Es posible que los primeros días no aguante toda la noche seca, en ese caso procuraremos despertarle a media noche, para que haga pis conscientemente en el baño. Si vemos que está mojada, la siguiente noche lo levantaremos un poquito antes.
  4. Para ayudarle a controlar el pis durante más tiempo, es conveniente jugar durante el día a soltar y retener el pis varias veces cada vez que vaya al baño.

 

CUÁNDO PREOCUPARNOS

Hay niños y niñas que tardan más en hacer el control de orina diurno y, sobre todo, el nocturno. Al final, lo consiguen. Generalmente, tiene que ver con que la maduración del control voluntario muscular es más tardía en ellos. También podríamos pensar si es el resultado de haber forzado éste u otro proceso o una manifestación de algún malestar emocional. En este caso, habría que hablar con el servicio de pediatría.  

  1. Una vez conseguido el control durante el día e incluso si ha salido algún día seco, retiraremos el pañal de la noche ¡Definitivamente!
  2. Recordar  que se acostumbren a hacer pis siempre antes de acostarse.
  3. Es posible que los primeros días no aguante toda la noche seca, en ese caso procuraremos despertarle a media noche, para que haga pis conscientemente en el baño. Si vemos que está mojada, la siguiente noche lo levantaremos un poquito antes.
  4. Para ayudarle a controlar el pis durante más tiempo, es conveniente jugar durante el día a soltar y retener el pis varias veces cada vez que vaya al baño.

 

RESUMEN

SI:

  • Hacer todo el proceso con amor , paciencia y sentido del humor
  • Ayudar con juegos de llenar-vaciar, meter-sacar , cuentos y modelados
  •  
  •  

NO:

  • Forzar el proceso antes de tiempo
  • Castigar, ridiculizar o presionar cuando haya “fallos” de control

 

OJO CON

  • Con forzar antes de tiempo el proceso o sobrepreocuparse porque aún no lo ha conseguido en comparación con otros niños.  
  1.  

BUSCA TUS PROPIAS RESPUESTAS PERSONALIZADAS DESDE EXPERIENCIAS EXITOSAS  

Te invitamos a crear tus propias respuestas a preguntas sobre la crianza. Las orientaciones que proponemos son generales y pueden ayudar más o menos, en función de cómo sea la realidad de cada niño, niña y familia. Respondiendo a estas preguntas, podrás añadir la motivación emocional y el contexto cercano real para poder hacerlo. Por ejemplo, en este tema que nos ocupa:

  • ¿Cómo es tu hijo? ¿Qué le gusta hacer?
  • ¿Qué cualidades positivas tiene tu hijo?
  • ¿Qué experiencia has vivido ya antes, hace unas semanas o así, en la que tu hijo ha logrado un reto en su crecimiento de forma exitosa?
  • ¿Cuándo fue, cómo fue, qué pasó?
  • ¿Cómo conseguiste ayudarle en ese momento? ¿Qué pusiste de tu parte?
  • ¿Qué cualidades tuyas te ayudaron a conseguir ayudarle?
  •  ¿Qué podrías poner de tu parte en este caso para ayudar a quitar el pañal a tu hijo?
  • ¿Qué puedes probar a hacer en estos días o cuando llegue el momento para ayudarle en este proceso?

 

Begoña Ruiz. psicóloga, educadora social y psicomotricista.

¿Te ha interesado el artículo? Si tienes dudas o inquietudes en la crianza de tu hija o tu hijo, el equipo de BBK Family estará encantado de asesorarte. Disponemos de un servicio de asesoramiento online personalizado totalmente privado. Ni las consultas ni las respuestas a las consultas se publicarán. Y si quieres sugerirnos temas no dudes en contactarnos.

BBK Family Learning

×