Hace treinta años me vino la regla por primera vez en un campamento. Mi madre me había dicho que duraba alrededor de tres días y yo, angustiada, pensaba todas las noches “mañana se me va, mañana se me va”. Pero me duró ocho largos días, en los que no pude bañarme en la piscina porque no fui capaz de contárselo a nadie y para que ninguna persona me viera, me levantaba a las seis de la mañana a cambiarme las compresas que me había dado una compañera (la única a la que se lo dije por pura necesidad higiénica).

Quisiera pensar que esto ya no le volverá a pasar a ninguna chica. Sin embargo, sé que no es así. Y lo sé porque mi hija, pese a que le bajó la regla por primera vez estando en casa, me sorprendió cuando me preguntó: “ama, ¿me bajará la regla en el campamento?” y fue al calendario a contar los días. En seguida se dio cuenta de que era muy difícil calcular porque algunas veces se le atrasa, otras se le adelanta y queda bastante tiempo hasta que vaya al campamento. Así que tuvimos una charla sobre cómo gestionar la regla,  porque me di cuenta de que no había hablado con ella lo suficiente sobre este tema.

Muchas veces creemos que tienen mucha información, que ya no es un tabú, que las cosas han cambiado, pero si rascamos un poco, no han cambiado tanto en algunos aspectos. Es por ello, que hemos preguntado a las matronas de Amane para que nos ayuden a aclarar dudas y que también podamos aclarárselas a nuestras hijas.

Preguntas claves sobre la regla

-¿A qué edad es recomendable explicar qué es la regla?

Dentro de la familia sería recomendable que fuese un tema que se tratase con naturalidad, a todas las edades. Por curiosidad, o por preguntas que nos puedan hacer a partir de los 8 o 9 años es buen momento para fomentar un diálogo con nuestros hijos e hijas sobre los cambios que van a empezar a sentir o van a observar en sus amigos y amigas.

-¿Cómo podemos abordar este tema?

Cuando la madre tenga la regla y si los hijos e hijas sienten curiosidad, empezar a explicar lo que es, aprovechar los anuncios de la televisión o la compra en el supermercado de los productos que se utilizan durante los días de la regla, también puede ser una buena idea. Sobretodo normalizar  la existencia del ciclo menstrual y ayudar a los más pequeños a verlo como algo natural dentro de la vida de la mujer.

Existen en la actualidad muchos materiales enfocados a este tema, libros que podemos poner a su alcance para que surjan preguntas también desde ahí.

-¿Qué les tendríamos que explicar?

La información siempre tiene que ir adaptada a la edad del niño o niña. Como adultos sabemos que la primera regla aparece tras unos cambios físicos muy evidentes en los cuerpos de las chicas (aparición de vello en pubis y axilas, el botón mamario, aumento de la estatura, etc.), que suceden por acción de las hormonas, por lo que tenemos que estar atentos.

-Habitualmente las chicas no suelen contar a sus compañeras y compañeros que les ha venido la regla, esconden las comprensas… ¿Por qué creéis que sigue siendo un tema tabú?

Son un reflejo de lo que observan de las otras mujeres que tienen a su alrededor. Nosotras somos las primeras que también escondemos este hecho en los trabajos, en la vida diaria, etc.

La normalización debe empezar desde el ejemplo que les ofrecemos, no sólo en el manejo de los distintos productos sino también en compartir cómo nos encontramos, qué sensaciones tenemos esos días, si estamos más sensibles, si tenemos molestias, etc.

-La regla se explica a las chicas pero no tanto a los chicos. ¿Deberíamos tener una conversación con ellos también?

Si, para que desaparezca el tabú que existe sobre la regla, todos chicos y chicas deben saber lo que es, cómo es el ciclo menstrual, etc.

-¿A qué edad suele venir?

La edad de la menarquia (la primera regla) oscila entre los 10 y 13 años.  Si no aparece antes de los 16 años, habría que iniciar un estudio. Con el seguimiento y controles de salud por parte de los profesionales sanitarios del área de pediatría, un retraso o un adelanto en el inicio de los cambios propios de la pubertad va a ser detectado y puesto en estudio.

-¿Qué consecuencias puede tener un desarrollo muy temprano (8-9 años)?

Se precisa de un estudio específico de cada caso. No siempre va a ser patológico. La vigilancia desde la consulta de pediatría de Atención Primaria  y detección del inicio de los cambios de una forma muy precoz, les llevará a hacer un estudio más exhaustivo  que puede incluir a otras especialidades como el endocrino pediátrico, por ejemplo.

Existe un cuadro que no es patológico, pero que puede tener repercusiones negativas en la talla final de la persona, si el inicio del desarrollo puberal se da entre 8 y 9 años en niñas y entre 9 y 10 años en niños.

-¿Y que llegue más tarde de los 15 años podría ser un signo de que algo va mal? ¿Deberíamos consultar a una persona profesional?

A partir de los 14 años si no han comenzado a desarrollarse los caracteres sexuales secundarios (desarrollo mamario, vello púbico o axilar) o si a los 16 años no ha aparecido la primera regla se define como pubertad tardía. A partir de los 15 años si la chica aún no ha presentado su primera regla sería recomendable consultar con un profesional sanitario, ya que es extremadamente infrecuente y hay que descartar algunas patologías.

-La falta de regularidad los primeros años ¿es un problema?

Es muy habitual que tengan ciclos sin ovulación y que  pasen algunos meses hasta que aparezca cierta regularidad. Se lo tenemos que explicar y tienen que tener previsto que puede aparecer en cualquier tipo de situación, por lo que es recomendable que lleven una ropa interior de recambio y productos para la regla en la mochila al colegio o instituto. Igualmente si realizan deporte.

-¿Es normal que las primeras veces dure hasta 6 días?

Es normal, el sangrado menstrual anormal es aquel que dura más de 7 días o menos de dos días.

-¿Una vez llegada la regla se acabó el crecimiento o eso es un mito?

No es cierto. Las chicas continúan creciendo durante aproximadamente 3 años más. El ritmo de crecimiento es inferior, pudiendo alcanzar 5 a 8 centímetros  más.  Aparece también un ensanchamiento de las caderas.

-¿Debemos evitar alguna actividad cuando tenemos la regla?

Cada mujer debe adaptar su actividad física  a cómo se encuentre durante los días de la regla, se recomienda realizar ejercicio físico moderado al aire libre, yoga, disminuir el estrés. No hay una indicación general para todas las mujeres. Debemos guiarnos por nuestros propios ritmos.

-¿Qué es el síndrome premenstrual?

Son un grupo de síntomas que sienten algunas mujeres alrededor de una semana antes de la llegada de la regla. Hay más de 100 síntomas, muchos de ellos relacionados con inflamación celular, consecuencia de una compleja interacción de factores emocionales, físicos y genéticos.  Algunos de ellos son: acné, ansias de comer dulces, cansancio o fatiga, hinchazón abdominal, inestabilidad emocional, irritabilidad, etc.  Se puede mejorar con algunos cambios dietéticos, eliminación del azúcar y  productos refinados, eliminación de la cafeína, mayor consumo de ácidos grasos esenciales (frutos secos, pescados), reducción del estrés  y ejercicio aeróbico  (por lo menos 20 minutos, 3 veces por semana).

-Como suelen vivir las adolescentes este momento a nivel emocional?

Son momentos de grandes cambios emocionales y de carácter: empiezan a tener sentimientos y sensaciones nuevas. Todo se vuelve más complicado, se sienten más inseguras y sus sentimientos son más complejos y conflictivos. Las diferencias físicas pueden ser muy marcadas: mientras unas niñas ya se han desarrollado completamente otras aún no han iniciado el proceso de desarrollo. Eso puede ser  un motivo de exclusión dentro del grupo de amigas y amigos, y en la etapa de la pubertad es muy importante sentir que “encajas” con tus amistades.

-¿qué podemos hacer las familias para acompañarlas?

Transmitimos con nuestra propia vivencia la manera de abordar el cambio. Debemos escucharnos a nosotras mismas y reflexionar sobre lo que supone para nosotras tener la regla.

RECORDAR, INTERIORIZAR lo bueno que es Obedecernos, Respetarnos, Escucharnos, CONOCERNOS, para ayudarles a CONOCERSE.

-Y hablando de cuestiones prácticas, ¿Se pueden utilizar tampones o copa vaginal desde la primera regla?

No suele ser lo habitual.  Los primeros meses suelen utilizar compresas y poco a poco, si las chicas quieren,  suelen probar otros productos. Cuando van conociendo mejor su cuerpo o tienen necesidad por la llegada del verano, la realización de deporte, etc., es frecuente que elijan los tampones o la copa menstrual.

-¿Y si es dolorosa, qué podemos hacer?

Se pueden hacer algunos cambios en la dieta como  disminuir azúcares y harinas (cereales no más de 2-3 raciones/día), comer más verduras y frutas frescas, y proteína magra (pollo , pescados ,huevos, legumbres),  aumentar ácidos grasos esenciales (omega-3 y DHA): sardinas en aceite, aceite de oliva, caballa, salmón, frutos secos,…

-Deberíamos consultar a una persona profesional si…

La regla  tiene una DURACION mayor a 7 días o menor a 2 días, el FLUJO es mayor de 80 ml o menor de 5 ml por ciclo, si OCURRE antes de los 21 días o después de 45 días y si hay sangrado irregular intermenstrual (spotting)

Mónica Blas y Gorane Lozano Matronas de Amane

Ya sabes que en BBK Family disponemos de un servicio de asesoramiento personalizado y confidencial.

Materiales de la mediateca de BBK Family que te pueden servir de ayuda

La regla mola (si sabes como funciona)

Artículos de BBK Family que te pueden interesar:

Los complejos en la infancia y adolescencia

¿Quieres estar al día de lo que publicamos en BBK Family, talleres, cursos…? ¡Suscríbete a la nueva newsletter!

Y si quieres, también puedes seguirnos en el nuevo Canal de Telegram de BBK Family. Pincha en este link o escanea el código QR el código QR.

Código QR

Menú

BBK Family Learning

×