Un cuento para aprender a cuidar, a ser generoso/a y empático/a. Sólo si los niños y niñas saben cuidarse a sí mismos/as (lo que sienten, sus emociones) podrán cuidar a los demás (padres, madres, abuelos/as y profesores/as incluidos). Pero antes es necesario aprender a cuidar las emociones desagradables que sentimos, como el miedo, la rabia o la tristeza. Este cuento tiene como objetivo concienciar a los niños y niñas sobre cómo actúan las emociones y para qué nos sirven.

Escrito por: Cristina Gutierrez
Editado por: La Granja
Edad recomendada: De 7 a 15 años.

Menú

BBK Family Learning

×