“En las separaciones si no partimos del perdón, nuestro odio y nuestra rabia serán lo que vivan nuestros hijos e hijas”

 

PonCuando nos separamos, pasamos por muchas emociones y, a menudo, necesitamos ayuda para atravesar esta etapa de nuestra vida. De hecho, nos hacemos preguntas como «¿Qué podemos hacer para que no se generen tantos conflictos?», «¿Cómo podemos ayudar a nuestros hijos e hijas en este proceso?». Para dar respuesta a estas y a otras muchas preguntas e inquietudes, Anna Mascaró, filósofa, pedagoga experta en psicología de la evolución humana  y especialista en desarrollo emocional y relaciones humanas, impartirá el próximo 26 de enero la charla online organizada por BBK Family “Cómo separarse bien”.

– Anna, ¿Por qué este título?

Una buena separación implica utilizar lo que nos está sucediendo, que puede no ser agradable, para realizar el proceso y llegar a vivirlo en paz. Tenemos que intentar no rechazar lo que ocurre y atravesar esas resistencias. En las separaciones, y en la vida, muchas veces vivimos desde el EGO y ahí es donde está el resentimiento, cuando pensamos que la culpa de cómo estoy la tiene la otra persona, es cuando nos hacemos la pregunta de “por qué a mí”. En cambio podemos elegir vivir desde el SER, contestándonos la pregunta de “para qué” me siento así, qué tengo que aprender. En esos momentos tenemos que aprovechar la oportunidad que la vida nos regala para conectar con la humildad, puesto que los mal llamados fracasos nos ponen en contacto con nuestra humildad. Desde ahí podemos hacer el recorrido para llegar al proceso de agradecimiento, porque las situaciones son aprendizajes que también podemos optar agradecer vivirlas.

– ¿Qué es lo primero que dirías a una pareja que está pensando en la separación, para separarse bien?

Yo lo primero que les diría es que hicieran un trabajo personal cada uno y que se llegaran a perdonar, porque si no partimos del perdón, el odio que sentimos va a ser de alguna manera nuestro modo de vivir y nuestros hijos e hijas esto lo van a respirar.

De hecho, nuestros hijos e hijas no se van a quedar con las palabras que hemos utilizado para contarles la separación, sino el “desde dónde” les estamos hablando. Tenemos que intentar enfocarnos en que la separación sea amistosa, donde podamos reconocer lo que sí salió bien y lo que compartimos, y más allá de las diferencias, algo mayor nos unirá para siempre, los hijos e hijas.

Sobre esto, hay un ejemplo que me gusta contar del psicólogo Wayne Dyer. En una conferencia Dyer cogió una naranja, la partió y preguntó al público qué podía salir de esa naranja. La gente lógicamente le contestó que zumo de naranja, ni zumo de uva, ni zumo de manzana… Y es que cuando la vida nos pone ante situaciones difíciles, de nosotros sólo va a salir lo que somos, y los hijos y las hijas beben nuestro zumo, y su composición, es nuestra elección, y la separación como todo reto que se nos presenta la podemos utilizar para mejorar este zumo o agriarlo. Compartir esto con los hijos e hijas es la mejor herencia que les podemos dejar.

-¿Y de qué maneras podemos ayudar a nuestros hijos e hijas durante el proceso de separación?

Una separación para los hijos e hijas, tengan la edad que tengan, no es fácil, pero seguir en pareja, cuando ya no tiene sentido no les ayuda en nada. En las separaciones es importante que no les convirtamos en mediadores, jueces, o compensadores de la pareja, que no sean containers de nuestras emociones. Hay que darles la oportunidad de hablar emocionalmente, que puedan decir que les gustaría estar con ama o con aita. Y tampoco dejar que nos manipulen, dejarles claro las normas y los límites que existen en cada casa, aunque lo ideal sería que los miembros de la ya ex pareja, tuvieran unos principios educativos parecidos, o el grado de madurez para hablar asertivamente, así como poder compartir momentos importantes en la vida de sus hijos e hijas todos los miembros juntos, el cumpleaños, la fiesta de fin de curso…Tenemos que intentar llegar a esto.

– ¿Pero cómo sabemos si hemos perdonado?

Lo sabemos cuándo sentimos paz. Pero para llegar a sentirla hemos atravesado las 4 fases del perdón. Al principio me permito acusar a la otra persona, la rabia que me ha generado; luego asumo mi responsabilidad y dejo de vivir como víctima. Cuando este proceso va teniendo lugar conectamos con la gratitud, porque soy capaz de poder agradecer aquello que en aquel momento rechazaba, y cuando amamos la vida tal y como es conectamos con el agradecimiento y nos respetamos más a nosotros/as mismos/as, porque cada momento es y será tal y como tiene que ser. En consecuencia, la dignidad y el respeto con los que trato a mi ex pareja, la nueva relación que establezco, me llevará a vivir en paz.

Recientemente he tenido relación con una pareja que se ha separado y lo han trabajado tan bien, que ella me decía que no se sentía nada identificada con la palabra separación, que lo vivía como un reordenamiento amoroso.

¿Qué podemos hacer para evitar las repeticiones en la elección de pareja?

No puedo pensar en una futura relación si estoy pisando el cadáver de otra anterior. O evolucionamos o repetimos. Mientras yo culpabilice al otro de lo que me ha sucedido no he aprendido nada.

Yo creo que cuando nos separamos a veces es un buen momento para ponernos en contacto con alguna persona profesional o leer algún libro… Aunque a veces, el hecho de poder hablar con una persona que no sea profesional pero que haya pasado por esta experiencia me puede ayudar, porque mientras estoy en la culpa es imposible avanzar.

Un ejercicio muy bueno puede ser escribir una carta que puede ser medio folio o pueden ser 20, plasmando en ella todo lo que me da rabia, lo que no puedo aguantar más; y cuando he sacado toda mi rabia, subo un escalón, que es el de la comprensión, y es ahí cuando puedo empezar a perdonar. Hay un antes y un después de esa carta, es un guion de amor, y si no puedo perdonar, paro de escribir. Hay personas que han tenido que hacer 4 cartas en cuatro momentos distintos. Tenemos que permitirnos el nuestro, sin compararnos. Pero tengo que decidir sanar, contarme otro relato. La gente muchas veces quiere estar bien sin hacer nada, y como decía Miguel Angel Cornejo, “quien tiene la capacidad de actuar tiene la responsabilidad de hacerlo”.

Anna Mascaró, pedagoga, experta en psicología de la evolución humana

Charla de Anna Mascaró sobre la separación en BBK Family:

En nuestra mediateca dispones de material para tratar con tus hijos e hijas las separaciones.

Guía para padres y madres en situación de separación y/o divorcio

Cosas que cambian y a veces nos asustan

De pronto una estrella

 
 
 

Artículos de BBK Family relacionados con separaciones:

Claves para evitar un divorcio conflictivo

Como afecta el divorcio a nuestras hijas e hijos

Mi pareja tiene hijas, ¿cómo puedo situarme ante ellas?

Ponemos en marcha la tercera edición del programa Egokitzen. Más información en la agenda de BBK Family: 

Egokitzen: Programa de prevención para ayudar a padres y madres en la separación

 
 
 
Menú

BBK Family Learning

×