Cómo puedo convertir una crisis familiar en una oportunidad de mejora

Cuando escuchamos las palabras “crisis” y familia”, imaginarlas juntas causa un gran desasosiego. Es la familia la que, generalmente, ayuda a solventar y soportar otros tipos de crisis, y cuando es la propia familia la que lo está, la angustia es muy grande. Se ve, además, acompañada de un sentimiento de desorientación, de miedo, en definitiva, de pérdida.

¿Qué necesitan las familias cuando hay una separación o un divorcio?

En el momento de la separación/divorcio los padres y madres necesitan reenfocar sus relaciones en función de sus hijos e hijas, con el doble objetivo de que las repercusiones de este conflicto sean mínimas para los y las menores y la relación, cuidado y educación de los/las hijos/as se adecue a la nueva situación.

Y resulta especialmente necesario tener en cuenta las necesidades e intereses de todos los miembros de la familia, especialmente a las de los y las menores. Esto previene dificultades. De la misma forma, en casos de familias no insertas en procesos de divorcio también se ha detectado la demanda de ayuda por parte de los padres y madres a fin de que se les oriente sobre cómo encauzar los conflictos de relación intrafamiliar. Es básico que ambos progenitores sigan ejerciendo de padres y madres a pesar de la ruptura en unos casos y que la relación y convivencia entre padres e hijos/hijas sea la adecuada, en otros. Ello suele requerir no sólo de apoyo psicológico, sino fundamentalmente de un cambio de actitudes y un aprendizaje de habilidades y destrezas que les permita relacionarse entre ellos y con sus hijos/as bajo los criterios de corresponsabilidad coparental, basados en el respeto, diálogo e igualdad.

¿Qué es el programa de coparentalidad o parentalidad postiva?

El programa de coparentalidad es un programa de un marcado carácter preventivo de situaciones de conflicto, por realizar una labor de tratamiento de la crisis familiar desde una perspectiva integral. Lleva en marcha desde el año 2010. Se basa en la atención a padres y madres que necesiten orientación a la hora de ejercer como tales, buscando la forma de poder dialogar para conseguir llegar a unos acuerdos y mantener una actitud de respeto por ambas partes, con el objetivo de poder participar en la coeducación y crianza de sus hijos e hijas tras el divorcio, sin perder la perspectiva de que aunque se rompa la pareja, permanece de por vida el rol como madre y padre.

Mediante sesiones con los progenitores, se trabaja sobre una serie de pautas que deben llevarse a cabo en situaciones de separación o divorcio, por el bienestar emocional de sus hijos e hijas. De este modo, este espacio permite a los progenitores definir y afrontar sus dificultades en la educación de los menores, incidiendo en la oportunidad de redescubrir sus aspectos positivos, sus habilidades y capacidades, definiendo carencias y diseñando un programa de actuación.

¿Qué objetivos se persiguen con este programa?

Los objetivos específicos los podríamos resumir en cinco:

 -Facilitar una buena adaptación de los niños, niñas y adolescentes a la nueva situación.

-Favorecer la implicación de ambos progenitores en el ejercicio de la coparentalidad y apoyarles ante las dificultades que puedan surgirles frente a los hijos e hijas.

-Favorecer la comunicación entre los progenitores y ejercer la responsabilidad parental desde el respeto al espacio de cada uno y centrando la relación en las necesidades de la descendencia.

– Fortalecer la capacidad de la familia para hacer frente de manera satisfactoria a las dificultades, fundamentalmente en aquellas fases que incluyen la educación y la relación con los hijos/as.

-Potenciar el diálogo, el criterio de igualdad de género y el interés superior de el/la menor.

El proyecto consiste en una intervención y atención integral y conjunta orientada a la adaptación de los/las padres/madres separados a la nueva situación familiar, para que este cambio no produzca la inadaptación, favoreciendo los procesos de normalización para los niños y niñas. La intervención se realiza mediante grupos de autoayuda, complementada y enriquecida por varias actividades (desarrollo de habilidades sociales, dinámicas grupales, etc.) Abarcamos con los padres y las madres: las relaciones familiares en la nueva situación, la reorganización de las normas, hábitos y dinámica familiar, los hábitos de ocio y la mejora de la autoestima.

¿Se evalúan los resultados del programa?

Sí. La evaluación de la actividad se lleva a cabo a través de cuestionarios y test que nos permiten cuantificar la eficacia de los servicios ofertados. Para ello tenemos en cuenta los objetivos específicos de los programas y comprobamos la consecución de los objetivos cuantificables derivados de cada uno de ellos.

¿Cómo es el acompañamiento desde ABIPASE?

En ABIPASE acompañamos a las familias en este camino tan duro para ellas, desde el principio y a lo largo del trayecto. Con un equipo humano y multidisciplinar, compuesto de trabajadora social, psicólogos/as especializados/as tanto en atención infantil como adulta, asistencia letrada para asesoramiento legal, mediadores/as; en definitiva, ponemos a disposición de la familia todos los recursos necesarios para poder afrontar la situación de crisis familiar, desde una formación especializada, siendo conscientes de que lo importante son las personas, y muy relevantemente los hijos e hijas.

Fomentamos la corresponsabilidad parental, orientamos en la coparentalidad, asistimos a las familias extensas, y todo ello, con una coordinación tan necesaria como inhabitual. No se trata solo de divorcios, sino que la casuística es variada, y a todo damos respuesta. El nivel de satisfacción de nuestros asociados es muy alto, porque encuentran en nosotros el apoyo y la guía que tan necesaria para ellos y ellas es en esos momentos. Además, formamos parte de una Federación con importante presencia social e institucional, (Kidetza), conocida en los 3 territorios, con una experiencia de muchos años en el sector. Es por ello que, cada día, trabajamos con ilusión y empeño para conseguir que, las crisis familiares, sean menos “crisis”, y más “familia”.

ABIPASE: Asociación Vizcaína de Madres y Padres Separados

Qué es: Una organización no Gubernamental de carácter social sin ánimo de lucro que atiende a familias en crisis proporcionando una atención integral.

Objetivo: Acompañar, orientar y capacitar a las familias durante el proceso disminuyendo las consecuencias negativas y desagradables, así como la carga emocional que pudiera generar dicha situación anteponiendo siempre el «bienestar e interés de los menores».

Dónde está: Espacio Ganbara. Calle Ronda s/n, planta 3, 48005 Bilbao, Bizkaia.

Contacto: 946569204/661415855

Email: abipase@abipase.org/ abipase1@gmail.com

Más información: Abipase

El servicio que ofrece ABIPASE de asistencia primaria tiene carácter anual; se desarrolla desde Enero a Diciembre continuamente a excepción de Agosto, cuando el centro permanece cerrado. Los grupos se iniciarán en junio y finalizan en diciembre, con una periodicidad quincenal, con flexibilidad, teniendo en cuenta los tiempos de guarda y custodia.

Los grupos se llevaran a cabo si se consigue la subvención o convenio para poder realizarlos, por lo que preferiríamos que no se pusiera, para no ofertar algo que no sabemos si podremos gestionar aunque pondremos todo el empeño para ello.

Materiales de la mediateca de BBK Family que te pueden ayudar

Guía para padres y madres en situación de separación y/o divorcio

Cosas que cambian y a veces nos asustan

De pronto una estrella

 
 
 

Artículos de BBK Family relacionados con el tema

“En las separaciones si no partimos del perdón, nuestro odio y nuestra rabia serán lo que vivan nuestros hijos e hijas”

Claves para evitar un divorcio conflictivo

Como afecta el divorcio a nuestras hijas e hijos

 
 
 

Charla de Anna Mascaró: «Cómo separarse bien»

 
 

BBK Family Learning

×