Mindfulness

¿Qué es esto del mindfulness? ¿Cómo nos puede ayudar como madres y padres a nuestra crianza en esta sexta ola?, y … ¿a nuestros hijos e hijas?
Quizá leas estas líneas con actitud curiosa porque llevas tiempo escuchando este concepto y quieres saber qué es, en qué consiste, o simplemente tienes recorrido en la práctica del mindfulness, y quieres llevarlo a tu crianza con tus hijos e hijas… Sean cuales sean tus inquietudes espero que este articulo sea de tu interés.

Mindfulness es un estado mental que nos facilita la capacidad de prestar atención a lo que sucede en cada momento, en el presente, con amabilidad. Desafortunadamente no tendemos a conectamos con él tan a menudo como necesitamos, ya que los ritmos de vida, a veces bastante acelerados en los que vivimos, nos hacen ir en modo “piloto automático”, dificultando a menudo el disfrutar del momento presente, que es, por ejemplo, el que estamos viviendo con la crianza de nuestros hijos e hijas.

Además, no hemos de olvidar el impacto de esta sexta ola que estamos viviendo en esta crisis sanitaria, que nos conecta con un intenso cansancio emocional, que sumado a lo anteriormente mencionado, hace que este inicio de año se nos esté haciendo tan cuesta arriba, llevando a que en muchos hogares, nosotros, los adultos, como madres y padres, nos observemos más irritables, ansiosos…  y acabemos “saltando por todo”.

Hablar de Mindfulness es algo mucho más que una serie de herramientas o trucos.

Se trata de  conectar y “percibir” lo que sucede a nuestro alrededor y dentro de nosotros mismos, con conciencia, con aceptación, con amabilidad. Nos permite autorregularnos emocionalmente, ser más amables y tener más paciencia.

Practicarlo de manera regular amplía nuestra capacidad de concentración y de atención, nos tranquiliza, nos ayuda a permanecer serenos y centrados cuando todo a nuestro alrededor parece un auténtico caos. En otras palabras nos facilita vivir esos momentos, adoptando una nueva perspectiva frente a las situaciones y a comprender con más claridad lo que sucede, ya sea dentro de nosotros mismos o en el mundo exterior.

Siendo por tanto una práctica beneficiosa para todas las personas, te preguntarás qué es la que lo hace aún más beneficiosa si eres aita o ama, verdad?

Para recomendar hacer  mindfulness a tus hijos e hijas… antes hay que estar en la experiencia

 A menudo muchas madres y padres se acercan interesados por los beneficios de la práctica de mindfulness para sus hijos e hijas ya que les perciben ansiosos, retraídos, inquietos, movidos e intuyen que les será bueno.

Ahora bien, si bien es cierto que practicar para nuestros hijos e hijas, sus beneficios son muchos e incuestionables, al igual que para nosotros los adultos, la práctica del mindfulness es una de esas cosas que no se puede recomendar a otros, incluyéndose a nuestros propios hijos e hijas, si no lo has experimentado tú primero.

No podemos decidir que es algo bueno para nuestros hijos e hijas solo por haber leído este artículo o toda la bibliografía existente sobre ella o porque una persona de confianza te ha dicho que es bueno para él o ella.

Es, permitirme la metáfora, como querer saber lo que “se siente” al nadar sin haberte metido nunca al agua. Claro que te será útil que hayas leído un montón sobre cómo flotar en el agua, los diferentes estilos de braza que hay, cuando tomar aire y cuando exhalarlo, qué hacer cuando tragas agua nadando… pero mientras no te sumerjas en el agua y no sientas cómo el agua te rodea y no puedes respirar y, aun así, mantengas la calma y saques la cabeza para respirar y dar la siguiente brazada con seguridad, confiando en la técnica, no sabrás por lo que estará pasando vuestro hijo o hija cuando se agita en el agua hasta que se siente seguro y confiado mientras aprende a nadar, y ya os vais dando cuanta que cuando cuándo hablo de “agua”, me refiero tanto a la metáfora, como con lo que le sucede en su interior.

Ya que si es cierto que cuando inscribís en un curso para entrenar en este estado mental a los  y las peques, les estáis dando una herramienta que puede y podría resultarle útil en su vida, igual que cuando lanzamos un flotador a quien se está ahogando, pero es poco probable que llegue a interiorizarlo si en casa no se da un espacio para ello ni los adultos lo sentimos como “importante y útil”, es decir, que porque una vez use el flotador, no significa que yo “sepa nadar”, siguiendo con la metáfora.

BBK Family sensible a lo que estamos viviendo la gran mayoría de las familias de Bizkaia, en el mes de febrero organiza un taller con mi colaboración para que “podáis lanzaros al agua”, practiquéis en persona que es esto del “estar aquí y ahora” practicándolo de manera “formal” e “informal” a través de ejercicios básicos y sencillos que podéis después seguir haciéndolos al final del taller.

Sin duda este taller es una muy buena manera antes de proponer a vuestro hijo e hija que vea los beneficios de “respirar” de una manera consciente, experimentarlo en vosotros y vosotras. Es online y puedes apuntarte de forma gratuita aquí.

Elixabete Eizaguirre Martínez. Psicologa e Instructora Mindfulness para niños, niñas y adolescentes del Método Eline Snel

Si no quieres quedarte sin plazas, sé la primera persona en enterarte de lo que se se hace en BBK Family. ¡Suscríbete a la nueva newsletter!

Y si quieres, también puedes seguirnos en el nuevo Canal de Telegram de BBK Family. Escanea el código QR.

Código QR

 

Menú

BBK Family Learning

×