entorno saludable en la familia

¿Qué nos está pasando? ¿Dónde nos hemos quedado todas las que proponíamos dar voz a  nuestros  niños y niñas? ¿Qué estamos haciendo con sus derechos? ¿Cómo estamos tratando a la infancia en esta crisis provocada por el COVID 19?

La infancia y adolescencia nos ha demostrado en esta situación la gran capacidad de adaptación, la responsabilidad que han asumido respecto a la protección y a la salud, el cuidado hacia los y las mayores, la respuesta ante las exigencias escolares….Están siendo uno de los pilares fuertes de esta crisis.

En cambio, las personas adultas, las personas que estamos decidiendo algunos aspectos que les afecta directamente a la infancia, estamos dejando en entredicho nuestras competencias y sobre todo estamos saltando por alto la Convención sobre los derechos del niño, niña y adolescentes.

La convención es el tratado más ratificado de la historia y todos los estados que lo han ratificado tienen que rendir cuentas sobre su cumplimiento al Comité de los Derechos de los niños y niñas. ¿Y qué van a contar sobre la  toma de decisiones relacionadas con los y las menores en esta crisis? ¿Cuál ha sido la respuesta del Gobierno estatal atendiendo a las necesidades de los niños y niñas? ¿Qué incertidumbre estamos generando a las familias en general y a los menores en particular?

¿Sabemos lo que las niñas y los niños necesitan?

Llevamos mucho tiempo creyendo que tenemos la  capacidad de saber lo que los niños y niñas necesitan, de tomar a diario decisiones que les atañen directamente creyendo que es lo mejor y nos falta mucho recorrido y aprendizaje para poder escuchar lo que los niños y niñas necesitan, quién mejor que ellos para decirlo.

Tanto los niños y niñas como los y las adolescentes son capaces de contarnos, cada cual a su manera, qué necesitan cada día, qué les va bien, qué no les ayuda… Somos las personas adultas las que tenemos que cambiar nuestro sistema de escucha, abrir canales de comunicación adaptados a sus edades y  ofrecer un espacio donde puedan ir poniendo dibujo, colores, voces, imágenes,… a lo que ellos y ellas necesitan.

Muy al principio del confinamiento, sin ninguna información sobre el virus, la situación económica o social, algunos niños y niñas nos ofrecían a BBK Family algunas ideas sobre como nos podíamos organizar para salir a la calle y mantener el coronavirus alejado de nuestras familias. ¿Queréis saber cómo eran estas propuestas? Un ejemplo, tenía que ver con salir por portales a parques cercanos, otra era por edades…Viendo las decisiones que hoy se están tomando…¿Dónde está la cordura y la coherencia?

¿Conoces los dibujos animados de la Fórmula del Buen Trato?

Pero no nos queremos quedar en la queja, queremos darles voz y protagonismo, queremos saber qué quieren, que necesitan, qué opinan… y para ello queremos ofreceros un espacio a las familias para escucharos  y haceros un bonito regalo. ¿Conoces los dibujos animados de la Fórmula del Buen Trato de BBK Family?Te invitamos a que los veas y a que tus hijas e hijos participen en esta actividad.

Un metorito ha impactado en la tierra y tu hijo o tu hija se tendrá que enfrentar a todo tipo de criaturas alienígenas y obstáculos para conseguir que las personas adultas recuerden qué es el Buen Trato. Con este objetivo, tendrán que elaborar una fórmula que, como hemos explicado, haga que las personas adultas vuelvan en sí y el Buen Trato vuelva a reinar en la Tierra.

Los objetivos de esta experiencia  son que los niños y las niñas:

  1. Desarrollen competencias socio-afectivas como herramientas de  autoprotección y Buen Trato.2.
  2. Participen como parte activa de la sociedad en generar voz sobre sus necesidades de Buen Trato.

Esta actividad está dirigida a niños y niñas de 7 a 11 años. Si quieres disfrutar de nuestros dibujos animados para realizar la actividad pincha aquí.

Ainhoa Allende, BBK Family

https://www.youtube.com/watch?v=0N9n3s4kYZc&feature=youtu.be
Ayúdanos a elaborar la Fórmula del Buen Trato

BBK Family Learning

×