Esta semana conoceremos a Neusi, centro de atención especializada en psicología y neuropsicología para niños, niñas, jóvenes y personas adultas.

Sin saber nada del tema, ¿Cómo elegimos llevar a nuestra hija a donde una neuropsicóloga en vez de donde una psiquiatra, psicóloga…?

En primer lugar, para responder a esta pregunta tendríamos que aclarar qué es un neuropsicólogo; el cual es un psicólogo que ha recibido una formación especializada en el funcionamiento cerebral y en los procesos cognitivos en relación con la conducta. Por ello, nuestra labor se basa en la psicología básica de desarrollo evolutivo del niño y del adolescente, junto con los conocimientos de la maduración cerebral del niño y del adolescente, gracias a esa combinación podemos llevar a cabo intervenciones mucho más eficaces para el niño o adolescente. Proporcionando una atención individualizada y adaptada a sus dificultades, integrando en el tratamiento a la familia y al centro académico o escolar, ofreciendo asesoramiento y pautas de forma continua.

¿La neuropsicología entonces “no tienen en cuenta tanto lo emocional” o esa es la sensación que tenemos?

Puede ser una sensación, en todo caso cada vez menos frecuente. Si ello es así, se debe evidentemente al desconocimiento de la disciplina en particular, incluso puede contribuir a ello cierta terminología con la que tal vez todas las personas no estén familiarizadas, con lo que puede verse con una cierta lejanía que para nada tiene que ver con la realidad que trata. La neuropsicología se centra en los actos cotidianos que nos van continuamente formando como personas. No podemos, en este sentido, prescindir del componente emocional. Más aún, el componente emocional es el aspecto alrededor del que gira y sobre el que se centra toda actuación terapéutica llevada a cabo desde una perspectiva neuropsicológica. No podemos separar el componente emocional. Toda dificultad manifestada en ámbitos como el de la conducta o el aprendizaje tienen una repercusión directa en el aspecto emocional de la persona, y viceversa. Que la neuropsicología prescinda de ‘lo emocional’ es, por tanto, si así lo fuera, una sensación absolutamente equivocada, puesto que podemos afirmar, por el contrario, que es precisamente ello el pilar sobre el que gira la intervención neuropsicológica.

¿Por qué es tan desconocida entre muchas familias?

Precisamente por ser una disciplina reciente, carece aún de la cercanía y la habitualidad con la que puede contar, por ejemplo, la psicología misma. Por la misma causa son escasos aún los especialistas en este campo específico. Pero, como hemos dicho, es un concepto con una rápida integración, cuyo conocimiento y familiaridad esperamos sea cada vez más, entre la población general.

¿Cómo hacéis la intervención? ¿O cómo es el proceso?

Si bien existe un importante y soterrado trabajo científico detrás de cada intervención, basado en la neurociencia y en los principios básicos del desarrollo cerebral y los procesos cognitivos. Cabe decir, que la intervención está asentada, al menos en nuestro caso, por la estimulación del niño, niña o adolescente desde el desarrollo evolutivo y lúdico del niño o niña, con lo que los objetivos finales son adquiridos e integrados de un modo natural por el propio niño, niña o adolescente. Ello repercute de forma muy favorable precisamente en el componente emocional, que finalmente es el que ha de trabajarse de manera principal. Una persona emocionalmente sana incrementa la seguridad en sí misma y con ello el rendimiento de sus potenciales capacidades. Al final, de lo que no cabe duda, es que cada niño, niña y adolescente pueda sentirse autónomo y  satisfecho de sí mismo dentro del entorno que le rodea. Por ello también, una parte importante del proceso viene marcada por el conocimiento y la intervención en el entorno familiar, así como la coordinación con los centros escolar-educativos de los cuales se forme parte. En definitiva, aquellos entornos donde el niño o el adolescente desarrollan una parte muy importante de su vida, y que además resultan cruciales en su formación, han de ser integrados en  la intervención con el fin de favorecer el potencial desarrollo del niño o adolescente.

Algunos casos que hayáis tenido que os haya llamado la atención…

Debido a la confidencialidad, no se puede mencionar ningún caso en particular. Pero generalmente y como hemos mencionado con anterioridad mediante la neuropsicología infantil y juvenil tratamos las dificultades a nivel cognitivo, emocional y conductual del niño, niña y adolescente, por lo que atendemos en muchas ocasiones niños o adolescentes con problemas de aprendizaje y niños sin una patología neurológica evidente pero que padecen cierta inmadurez en diversas capacidades.

Además, de niños, niñas o jóvenes que presentan una gran variedad de patologías y trastornos como; el Trastorno de atención con hiperactividad (TDAH) (Desatención, hiperactividad, e impulsividad), DAMP (Síndrome de déficit de atención, del control motor y de la percepción), problemas de aprendizaje (dislexia, discalculia, disgrafia…). Al igual que el Trastorno del espectro autista, la Discapacidad Intelectual, Epilepsia, los Traumatismos Craneoencefálicos, diferentes dificultades cognitivas derivadas de síndromes cromosómicos (Williams, X frágil, etc.), síndromes como SAF ( Síndrome de alcoholismo fetal) y dificultades neuropsicológicas de conducta (impulsividad, falta de inhibición, agresividad, etc.) o  trastornos del lenguaje (expresión, comprensión, tartamudeo, comunicación social, etc.), etc.

Desde donde os llegan, ¿os derivan desde pediatría? ¿desde la escuela?

Es verdad que hasta hace bien poco era pediatría, otros profesionales de la psicología, desde neuropediatría, diferentes asociaciones o bien el propio centro escolar, aquellos que favorecían la derivación. Pero ahora mismo, sin duda el conocimiento es cada vez mayor, y el entorno familiar y social del menor, principalmente, padres y madres de otros niños tratados en nuestro centro, son los que   derivan a los familiares del menor para que soliciten una consulta de evaluación y/o posible intervención neuropsicológica.

¿Qué se puede tratar en las etapas de infantil y juvenil?

Si atendemos a la plasticidad cerebral que acompaña al desarrollo y maduración de la persona -que nunca es definitiva- durante las etapas infantil y juvenil especialmente, podemos decir, que prácticamente toda alteración relacionada con el cerebro y/o el aprendizaje y la conducta es susceptible de ser tratada desde una perspectiva neuropsicológica. En este sentido, es en el que afirmamos que la neuropsicología infanto-juvenil se centra en el estudio, diagnóstico y tratamiento de las dificultades cognitivas e intelectuales, del aprendizaje y la conducta del niño y el adolescente. Fundamentalmente el neuropsicólogo, atiende a niños y adolescentes que aún no han presentado ninguna patología cerebral aparente,  tienen dificultades cognitivas, de aprendizaje y/ o conducta  junto con aquellos que puedes ser susceptibles de tenerlas (ej., prematuridad, epilepsia, etc.) y aquellos niños o jóvenes que presentan un daño cerebral adquirido (traumatismos craneoencefálicos, tumores en el cerebro, etc.).

Siendo, como hemos dicho, en la infancia cuando el cerebro posee esa mayor plasticidad, resulta sin duda el momento más propicio para tratar de compensar ciertas dificultades de desarrollo o neurológicas.  La detección precoz de dichas dificultades junto con la aplicación de técnicas adecuadas, incorporándolas de una forma natural en beneficio del desarrollo de niño, su autonomía y funcionalidad, ese viene a ser el objetivo de la neuropsicología infantil, y por tanto del neuropsicólogo. Es por ello que aquí radica la importancia de promover una estimulación adecuada tanto en el niño como en el adolescente: se trata, en definitiva, de favorecer una mayor plasticidad cerebral que optimice su aprendizaje y desarrollo adquiriendo las técnicas que más le favorezcan de un modo natural.

Ana Isabel López Iturriaga, neuropsicóloga

NEUSI

Qué es: NEUSI, es un centro de atención especializada en psicología y neuropsicología para niños, jóvenes y adultos.

Qué ofrece: Ofrecemos servicios presenciales, online y a domicilio en: psicoterapia, evaluación, diagnostico y peritación psicológica y neuropsicológica, rehabilitación cognitiva y estimulación cognitiva en tercera edad, adultos y niños. Además, de tener una gran experiencia en problemas de aprendizaje y psicoterapia infanto-juvenil.

Dónde está: 2 centros: Bilbao à C/RODRÍGUEZ ARIAS 5, 3ºIzda-Izda / Las Arenas à C/MAYOR 10, 2º DEPT.3
Contacto:  658735303/946123168
El horario de atención telefónica es: Lunes a viernes de 8:00h-21:00h, sábados de 9:00h a 14:00h
Email: administracion@neusibilbao.com

Más información: Neusi

BBK Family Learning

×