Aprovechemos la cuarentena para disfrutar con nuestras hijas e hijos adolescentes

padre con hijo adolescente

Hablamos con Asier Gallastegi, consultor, formador y coach sobre cómo mejorar la comunicación con nuestros hijos e hijas aprovechando el confinamiento en casa.

La cuarentena con adolescentes. ¿Evitamos el conflicto, somos más flexibles, qué hacemos?

No hay una vivencia igual que la otra. Los contextos que podemos percibir estresantes suelen servir para amplificar la música que ya sonaba. Si algo parece romperse, podemos pensar que estaba frágil. Este es un buen momento para reflexionar y proponer algo diferente. Esta situación nos quita de algunos focos de conflicto; horarios, salidas… y por otro lado nos colocan ante otros; horarios, rutinas, tiempo dedicado a estudios, la presencia invasora del móvil, las tareas de mantenimiento del hogar…

Es un momento especial para todos y por extraño puede ser una oportunidad para probar a hacer diferente. A los padres y madres con jóvenes adolescentes ¿Hace cuánto tiempo que no disfrutabas de tanto tiempo con tu hijo e hija? Yo reconozco que lo estoy disfrutando.

Madres y padres dicen que, a veces, no saben si los adolescentes son ellos o sus hijos. Acaban gritando más que ellos porque afirman “saca lo peor de mí”. De hecho, muchas veces las conversaciones se convierten en conflicto. ¿Qué podemos hacer?

Esta frase “Saca lo peor de mi” suena a posesión diabólica (risas). Pareciera que no pueden decidir por sí mismos/as. Entiendo que hay momentos en los que un desencuentro nos pilla cansados o por sorpresa y podemos entrar de manera defensiva con toda nuestra emoción. Ese es un lugar por el que podemos pasar pero no permanecer.

Nuestro lugar es otro. No deberíamos de permitirnos ser solamente espontáneos en la relación educativa. Sí emocionales y naturales, no reactivos. Coger aire, distancia, elegir desde qué emoción vamos a acercarnos, explicar, comprender…

Puede ser interesante reflexionar por un momento cuales son las situaciones que generan mayor conflicto. Parar un momento y aprender algo sobre lo que ocurre. A veces nos podemos dar cuenta de cosas importantes. A veces son cosas que eran importantes en casa de nuestros padres y podemos relativizar, por ejemplo.

¿Cómo podemos aprovechar la cuarentena para mejorar nuestra relación?, ¿nos puedes dar algunas claves?

Puedo compartiros algunas claves que usamos en nuestra casa y que he conversado con otros padres y madres con esta pregunta. Seguro que hacéis cosas parecidas:

  • -Combinar espacios de encuentro y actividad en común con ratos de distancia y disfrute más individual y aislado. Intercalar ocio y trabajo vinculado a la capa digital y el uso de dispositivos que nos conectan con el exterior con otras actividades de conexión más personal y entre las personas que vivimos en casa.

 

  • -Aprovechar necesidades compartidas para activar dinámicas diferentes y que nos sirven para el encuentro. Por ejemplo, una sesión de gimnasia en familia gracias a un canal de youtube que nos propongan nuestros hijos e hijas.

 

  • -Repartirnos tareas en el hogar. Si lo hacíamos antes, perfecto. Si no lo hacíamos, es un buen momento para comenzar.

 

  • -Aprovechar cada momento que se dé para potenciar intereses y conversaciones sobre temas importantes para nuestros hijos e hijas. Escuchamos al pequeño jugando online con sus amigos y de pronto sabemos más sobre sus maneras de relacionarse. La mayor comienza a ver una nueva serie, nos cuenta lo que está leyendo sobre esta crisis sanitaria y su opinión…

 

¿Tenemos que mejorar en cómo decimos las cosas a nuestras hijas e hijos?

Es importante que aprendamos a expresar mejor lo que queremos con nuestros hijos, pareja, compañeros y compañeras. Y hay un nivel de conversación que considero el más importante de todos y que a veces se nos olvida. Es muy importante aprender a conversar más y mejor con nosotros y nosotras mismas. La calidad de las conversaciones que tenemos está absolutamente condicionado por lo que nos contamos de la realidad en nuestras reflexiones más privadas.

 

Si tenemos muy buena relación con nuestros hijos e hijas, ¿quiere decir que algo está fallando?

No lo veo así. Creo que detrás de esta pregunta está la hipótesis de que detrás de una relación que fluya pudiera haber permisividad y falta de límites. Comparto la importancia de dibujar líneas que no se deben de cruzar, de recordar la importancia del esfuerzo y centrar cierta parte de nuestra energía en estudiar y seguir enganchados con el aprendizaje.

Desde mi punto de vista los grandes conflictos surgen cuando los padres y madres no vamos dando estas pautas y dibujando un marco claro de normas y valores. Los desencuentros derivados de este ejercicio me parecen mucho más pequeños de los que resultan de permitirlo todo sin límites. Estoy seguro que sabéis de lo que os estoy contando.

Para que la adolescencia sea una etapa más tranquila, ¿podemos hacer algo en las etapas anteriores?

Claro. A veces me encuentro con padres y madres preocupados, por ejemplo, de la cantidad de tiempo que sus hijos pasan frente a los dispositivos tecnológicos. Yo suelo preguntarles por como los entretenían cuando les daban de merendar, cuando necesitaban algo de silencio… Pedir a un crío que no juegue online cuando ha merendado tres años de su vida viendo dibujos animados en un móvil me parece una conversación abocada al fracaso.

En cada momento estamos contribuyendo a la construcción del carácter, personalidad y actitudes de nuestros hijos. Os imaginaréis que también en la gestión de cada una de estas etapas de la vida de nuestros hijos e hijas estamos también construyendo nuestra propia manera de estar en el mundo.

 

¿Qué crees que pueden aprender padres y madres con tu curso sobre la “mejora de la comunicación con tus hijos e hijas?

Yo creo que es una oportunidad para parar, reflexionar y acercarnos a la siguiente conversación con un poco más de consciencia. Conociendo los impactos de nuestras conversaciones y algunas claves sencillas que creemos pueden ayudaros a conversar solo un poco diferente. Un pequeño cambio que puede ser grande.

Si quieres realizar el curso sobre «cómo mejorar la comunicación con tus hijos e hijas», de Asier Gallastegi, date de alta en la plataforma gratuita de BBK Family Learning.

 

  •  

BBK Family Learning

×